Biografía de Víctor Hugo

Biografia de Victor Hugo

En este siglo fértil en biografías y memorias, el genio investigador se ocupa de las notabilidades contemporáneas, y las sigue hasta en su vida privada, hasta en los hechos sepultados en la inmensidad de los tiempos pasados: se complace en descorrer el brillante velo que las cubre , en sorprender sus primeras emociones, en adivinar al grande hombre estudiándole en la infancia.

Véase sino el interés que incitan sus más insignificantes acciones ; las más fútiles anécdotas ganan importancia , las noticias más vagas se hacen preciosas, y trabajando por reunirlas creemos satisfacer esta curiosidad honrosa para todos.

Llegados a esta altura, fácil es comprender, que en nuestra galería biográfica debe necesariamente figurar el hombre de genio que se ha adelantado a su siglo, el atrevido innovador que ha concebido y llevado a cabo una revolución en el edificio gótico de la literatura. Mas al trazar esta biografía corta cuyos principales hechos son ya conocidos, procuraremos no desviarnos de nuestro plan y olvidar al poeta para no ver más que al hombre.

Infancia de Víctor Hugo

Víctor-María Hugo nació en Besanzon, el 26 de febrero de 1802. Seis semanas después de su nacimiento, el coronel, su padre, debiendo mudar de guarnición, a pesar de su poca salud, se lo llevó consigo a la isla de Elba donde pasó tres años. En 1805 fue a París con su madre. Desde 1807 á 1809 habitó en la Italia donde su padre, gobernador de la provincia de Avelino, se ocupaba en la destrucción de las cuadrillas de bandoleros, y con especialidad en la de Fra-Diavolo, cuyo jefe ha figurado ya en los teatros modernos.

Algunos hechos que marcaron su vida

Durante los dos años siguientes el joven Víctor vivió en París en el callejón sin salida llamado de las Fuldenses, arrabal de Santiago. Aqui fue donde comenzó su educación dirigida por un sacerdote anciano, casado, M. de la Riviére, y por el general La Horie, que, implicado en el asunto de Moreau, vivía oculto desde 1804. Ya habían transcurrido dos años que La Horie disfrutaba del asilo que le había dado madama Hugo, cuando fue descubierto en 1811 y ajusticiado con Mallet. Este acontecimiento ha producido siempre tristes recuerdos en el ánimo de Victor Hugo , aunque otros más lisongeros se refieren también á la misma época. Entonces fue, en efecto, cuando conoció y empezó a amar a la dulce y hermosa joven con quien le enlazó Himeneo en 1822.

En 1811 , habiendo salido con su madre y hermanos para reunirse en España a su padre, ascendido a general en 1809, Victor Hugo, que debía entrar de paje del rey José, pasó un año en el seminario de nobles de Madrid. Volvió después á París y alli fue donde á los trece años compuso sus primeros versos, cuyo asunto era, a lo que creo, Rolando y la caballería.

Estudios de Víctor Hugo

Llegó entonces la restauración, después los cien dias, y Víctor, destinado por su padre a la escuela politécnica, hubo de entrar en el establecimiento de educación dirigido por Cordiery Decote, calle de Santa Margarita, donde estuvo basta 1818. Alli seguía los cursos del colegio de Luis el Grande, y su aptitud para las ciencias matemáticas, le hizo alcanzar algunos accesit en las oposiciones de la universidad.

Primeras obras de Víctor Hugo

Sin embargo, el álgebra no le impedía ocuparse en la poesía; en 1816 , sobre la vuelta de Luis XVIII , compuso una tragedia titulada Irtamene; en 1817 empezó otra bajo el título de Atelia o los Scandinavos, y, desde su pensión, remitió al concurso de la Academia francesa una composición en verso sobre las ventajas del estudio. Esta composición, en la que aludía a sus quince años, no obtuvo más que una mención honorífica en vez de premio, porque como lo justifica la relación de Mr. Raynouard, se creyó que el autor, valiéndose de esta superchería, había querido interesar a la Academia en perjuicio do sus rivales. Cuando la verdad fue conocida ya no era tiempo de reparar el fallo, y Mr. Francisco de Neufchateau dirigió una epístola de felicitación al joven poeta , a quien algún tiempo después Mr. de Chateaubriand llamaba «joven sublime» en una nota del Conservador.

En 1818, Víctor Hugo, renunciando a la escuela politécnica se inscribió en la de Derecho, y , en 1819, ganó dos premios en los Juegos Florales de Tolosa; el primero por una composición poética acerca de las Vírgenes de Verdun, el segundo por una oda sobre la estatua de Henrique IV, oda que compuso en una sóla noche velando a su madre que estaba enferma. En 1820, fue coronado en mérito del Moisés sobre el Nilo, y obtuvo el título de maestro de los Juegos florales. En este mismo año redactó el Conservador literario, y empezó su novela titulada Han de Islandia.

Un favor real

En 1822, dió a luz su primer tomo de Odas, y recibió de Luis XVIII una pensión que él creyó no ser otra cosa que un estímulo dado al poeta. Más tarde fue cuando un académico, hombre de estado, le descubrió el secreto: secreto tan honroso para el príncipe como para el hombre de letras, helo aquí:

Víctor Hugo había sido en su infancia compañero del joven Delon, condenado a muerte por contumaz en el negocio de la conspiración de Saumour. Arrojando al olvido sus divisiones políticas, y sin pensar más que en el peligro del proscrito, Víctor Hugo, que aún tenía a su disposición en la calle de Mézieres la habitación que acababa de dejar para trasladarse a la calle del Dragon, se apresuró a escribir a la madre de su amigo, ofreciéndole un asilo seguro para su hijo. «Soy muy realista, Señora, le decía, para que se piense en venir a buscarle a mi cuarto». Esta carta, dirigida simplemente a madama Delon, esposa del teniente de rey de san Denís, fue abierta en el correo, y presentada a Luis XVIII, el cual respondió: «Conozco a ese joven; obedece en esto a las inspiraciones de su honor, y le concedo la primera pensión que vaque» Victor Hugo la obtuvo, en efecto, y como acababa de publicar sus Odas, a estas atribuyó el favor real.

Obra literaria de Víctor Hugo

  • 1823 dió al público el Han de Islandia;
  • 1824 el segundo tomo de Odas y Baladas, y varios artículos en la Musa francesa;
  • 1826 Bug-Jargal y el tercer tomo de Odas;
  • 1827 Cromwel y la Oda a la columna;
  • 1828 las Orientales;
  • 1829 el Último día de un reo de muerte. En el mes de junio del mismo año 1829, su drama de Marion Delorme, y el de Hernani.
  • 1831 apareció Nuestra señora de París; después en 1831 hizo imprimir las Hojas de Otoño, y representar, el Rey se divierte, así como Lucrecia Borgia.
  • 1833 figurará en la vida poética de Víctor Hugo por el drama de María de Inglaterra. Posteriormente ha dado al teatro otro famoso drama, el Angelo.

Al terminar esta noticia puramente cronológica , sentimos que el plan de nuestro periódico nos impida por hoy manifestar aquí nuestra ppinion sobre estas obras ,notables bajo muchos aspectos; pero hemos debido reducirnos en nuestro cuadro , dejando a otro artículo el objeto de tomar en consideración la influencia de Víctor Hugo sobre su siglo, y el paso inmenso que a su impulso ha dado la literatura actual.

(Artículo publicado en el Semanario Pintoresco – Número 4 – 24 de abril de 1836)

*Nota del Discurso: A la fecha de la publicación de este artículo, Víctor Hugo todavía no había escrito obras tan icónicas como Los Miserables (1862) o la Leyenda de los siglos (1859), entre muchas otras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *